EL HOMBRE DE MODA DE LA PARRILA, SERGIO CHECO PEREZ

EL HOMBRE DE MODA DE LA PARRILA, SERGIO CHECO PEREZ

Como no podía ser de otra manera, antes del comienzo de la temporada no podíamos dejarnos fuera de comentar en el blog de F1 Pasión, la situación del hombre de moda, el gran Sergio Checo Pérez.

Qué gran honor para él llevarse el privilegio de aparecer en el segundo artículo de la historia de este blog, escribiendo por primera vez de un piloto en particular y no, él haber ganado un gran premio de Fórmula 1 con Racing Point

Pero volviendo a la cuestión por la que nos encontramos aquí,  me parece de obligado cumplimiento escribir sobre uno de los pilotos que me genera más expectación de cara a la nueva temporada, habiendo sido además el principal foco de atención durante las últimas carreras del año. Fomentado obviamente por el tardío anuncio de su fichaje por parte de Red Bull Racing (retraso que me pareció totalmente exagerado), pero todo a consecuencia su gran rendimiento en pista.

Antes del inicio de la última temporada todos sabíamos que Pérez era un piloto con grandes dotes; una excelente gestión de neumáticos, aguerrido, constante, batallador, lo que comúnmente denominamos en Fórmula 1 un carrerista.

Pero este año ha sido el año de su consagración, teniendo en sus manos el coche más competitivo que ha conducido durante toda su carrera deportiva. Sumado a un momento de forma y madurez ideal, ha hecho ver a los mandamases de Red Bull Racing que era el piloto idóneo (y disponible), para hacer all-in y tratar de batir a una Mercedes que parece que no le preocupa tanto el tener dos puntas de lanza en su equipo.

Considero que para tratar de entender mejor los últimos meses de la carrera de Sergio necesitamos realizar hacer un breve repaso sobre su trayectoria en la Formula 1.

Checo daba el salto a la máxima competición de mano de Sauber, donde disfrutó de sus dos primeras temporadas en la máxima categoría. El piloto mexicano demostró desde la primera carrera la gran gestión de neumáticos por la que siempre se le ha caracterizado. Realizando tan solo una parada para acabar en los puntos, aunque finalmente le fueron retirados por una penalización.

Checo Pérez pilotando para Sauber, liderando un grupo de pilotos.

<Si me permiten un inciso, recientemente en una entrevista, el propio Sergio atribuía está extraordinaria e importantísima habilidad hoy en día, al hecho de que de joven su familia no se podía permitir cambiar los neumáticos tanto como les hubiera gustado, por lo que rodaba “más de la cuenta” con ruedas usadas, por lo que ya sabemos, que no hay mal que por bien no venga o al menos para Checo>.

En su segunda temporada a pesar de no disponer de un gran coche Sergio obtuvo varios podios. Por lo que se ganó ser el centro de atención de varios equipos importantes, aunque finalmente fue una Mclaren venida a menos la que contrato los servicios del mexicano.

La etapa de Sergio en Woking no fue tan larga y tan exitosa como le hubiera gustado, ya que tan solo pilotó durante una temporada en la mítica escudería británica, además sin obtener grandes resultados, debido en gran medida al mal rendimiento MP4-28. También fue batido por primera vez por su compañero, el ex-campeón del mundo Jenson Button, aunque ya les adelanto que esto tan solo ocurrirá en una ocasión adicional durante su carrera, en el año 2014 contra Nico Hulkenberg,

En el mismo año 2014 Sergio se embarca en el proyecto de Force Inda, que personalmente lo considero una etapa de luces y sombras en su carrera, ya que a pesar de que Checo era capaz de seguir cocheando algunos podios aprovechando todas las oportunidades que se le presentaban, la realidad era que el rendimiento del coche no era suficiente para poder luchar por cosas importantes.

Como mencionábamos anteriormente, una de esas grandes sombras fue la situación financiera de Force India durante el año 2018. El futuro del equipo estaba verdaderamente en peligro, hasta que afortunadamente la escudería fue adquirida por Lawrence Stroll, renaciendo de esta forma, con el nombre de Racing Point .

Tanto el año del renacimiento como el siguiente, no fueron los años soñados por el equipo, destacando los encontronazos en pista que presenciamos con su joven compañero Esteban Ocon, los cuales perjudicaron gravemente  al equipo. Incluso la situación llegó a tal punto, que tanto Sergio como Esteban, tuvieron que recibir una fuerte reprimenda por parte del equipo, para tratar de evitar sus encontronazos, destacando entre ellos los de Bakú, Singapur o Spa.

Imagen de Checo Pérez y Esteban Ocon previa al incidente del Gp de Singapur.

Y aquí nos encontramos, en el comienzo de la temporada 2020, realmente espero haberos transportado o haberos hecho rememorar el pensamiento que tenías en ese momento sobre Checo Pérez. ¿Por qué digo esto? En ocasiones y más en la Fórmula 1, que es una competición tan cortoplacista o incluso como se dice “lo único que importa es lo que has hecho en la última carrera”. Hay que tratar de ser capaz de tener perspectiva de las situaciones, para tratar de opinar con más criterio, ya que normalmente pecamos de opinar teniendo en cuenta tan sólo los últimos acontecimientos.

Después de esta reflexión, comenzamos con la temporada 2020, la cual para Racing Point comenzaba con polémica, ya que desde los tests invernales en Barcelona, se observa la gran similitud con el equipo Mercedes, empezándose a denominar por muchos, el “Mercedes Rosa”. Finalmente tras las quejas de varios equipos, lideradas por el equipo Renault, que después de ver el extraordinario rendimiento Racing Point durante las primeras carreras fue penalizada con 15 puntos por imitar componentes del equipo Mercedes.

Como decíamos Pérez empezó como un tiró la temporada con las dos carreras en Austria (obviamente no voy a nombrar el nombre tan feo que pusieron al segundo GP en Austria) y la de Hungría, aunque desafortunadamente el Covid le dejó K.O para el doblete de carreras en Silverstone, donde fue sustituido eficazmente por Nico Hulkenberg. De vuelta al coche, siguió con la buena racha puntos, destacando el Gran Premio de Turquía. En el cuál, Sergio volvió a sacar a relucir su gran habilidad de saberse mover en las peores condiciones, como “Pérez en el agua” (olviden esto último).

La habilidad de Checo Pérez radica en la habilidad de aprovechar todas las oportunidades que se le presentan, y así lo hizo, a pesar de que las condiciones no podían ser peores: diluvio universal, falta de grip, condiciones cambiantes y aun así, supo buscarse la vida sin cometer errores , para colocarse en el segundo cajón del podio, solo por delante del extraterrestre Lewis Hamilton.

Este podio lo hizo ponerle en valor, tras el anuncio que Sebastian Vettel iba a ser su remplazo para el próximo año en el equipo, lo que momentáneamente lo dejaba fuera de la competición, sin embargo Pérez seguía demostrando su valia y todavía quedaba lo mejor.

Shakir nos tenía reservado una de las sorpresas de la temporada. Después de una salida donde se vio involucrado en un incidente con Charles Leclerc y Max Verstappen, parecía que la carrera de Pérez había tocado a su fin, pero estábamos muy equivocados.

A pesar de encontrarse en la última posición tras la primera vuelta, Checo fue capaz de darle la vuelta a la situación, todavía no sé ni cómo, un poco de suerte con los Safety Car y en los incidentes en pista, más un ritmo espectacular y de nuevo nuevo su gran gestión de neumáticos, Sergio Pérez consiguió colocarse primero en una de las carreras más locas de la temporada. Una vez se situó en primera posición, nadie fue capaz de arrebatársela y finalmente tras 9 años en Fórmula 1 Checo Pérez tocó en cielo por primera vez en la Fórmula 1.

Checo Pérez celebra su primer puesto en el Gran Premio de Shakir.

Esta fue la guinda a una temporada extraordinaria del mexicano, aunque la guinda también puede considerarse el fichaje más que merecido por Red Bull. Las oportunidades así en la Fórmula 1 no suelen ser muy numerosas y es por tanto que hay que aprovecharlas ( y más hablando del equipo Red Bull), pero de este aspecto Pérez va sobrado, ya nos ha demostrado en innumerables ocasiones durante las carreras, que suele ser el típico piloto que no deja pasar las buenas «chances» y considero que era merecedor de esta. La cuestión ahora es si va a ser capaz de aprovechar la mejor de toda su trayectoria profesional.

La competencia este año no puede ser más complicada, ya que al otro lado del garaje, se va a encontrar con Max Verstappen. Creo que es obvio admitir que el equipo Red Bull tiene en sus manos la que es, la mejor dupla del campeonato.

Personalmente creo que Sergio tiene la suficiente calidad para plantar batalla a Max durante la temporada, quizás no en todas las carreras, pero creo que la situación se va a asemejar algo más a lo que veíamos cuando Daniel compartía equipo con el Holandés. Aunque también reconozco que creo que Max se encuentra un peldaño por arriba, pero como todos sabemos, las palabras son palabras y todo se demostrará en pista.

Sergio Pérez y Max Verstappen charlan tras la finalización de una sesión.

La única duda que nos puede surgir ahora es  ¿Es Sergio Pérez un piloto de élite mundial, capaz de pelear por un título de Fórmula 1?. Solo el tiempo lo dirá, Checo a recalado en un equipo en el que podrá demostrar de lo que es capaz. Añadido a esto a sus 31 años (edad ideal para un piloto profesional) se encuentra en un momento de madurez y calidad de pilotaje excelentes. Todavía no podemos afirmar nada, pero lo que todos sabemos con certeza es que se dejará el alma y dará lo máximo, para ver la bandera de México en lo más alto nuevamente.

Aquí finaliza el artículo y no sin antes agradecerte como siempre el haber leído hasta aquí y espero que lo hayas disfrutado. Tan solo he querido plasmar ligeramente lo que ha sido la carrera de Checo Pérez en la Fórmula 1 y tratar de desarrollar el impresionante reto que tiene ante sí. Cualquier comentario, sugerencia, crítica constructiva estaré encantado de leerte por aquí o bien en Twitter en @Mif1pasion.

Un saludo y muchas gracias!!!

Deja una respuesta